Vie. Jun 25th, 2021

¿Quien soy?

Nunca es sencillo hablar de uno mismo, ya que todos los seres humanos somos construcciones complejas y multifacéticas, no siendo yo una excepción, si no más bien una muestra clara de ello.

Existen muchas realidades que convergen en mi y, aunque todas forman parte de quien soy, ninguna me define por completo.

  • Soy un friki: Es algo inherente en mi; soy un friki desde que tengo memoria, y esto me ha acompañado toda la vida. Fui friki antes de que estuviese de moda, antes de que los frikis fuésemos una nueva tribu urbana, antes que los universos de fantasía, la ciencia ficción, los superhéroes, la socialización digital, el conocimiento de hechos curiosos random, las habilidades informáticas, el manga y el anime molasen.
  • Soy padre: Y no sólo eso, soy padre de un niño neuronormativo y otro neurodiverso (TEA), lo cual supone un enorme enriquecimiento personal bastante mayor de lo que pensaba, además de muchos retos que van surgiendo poco a poco.
  • Soy marido: En una sociedad de consumo en el que las relaciones son un producto desechable más, llevar 20 años compartiendo vida con la misma persona no deja de ser reseñable. ¿Explicaré el secreto para una relación sentimental a prueba de todo bache?. No, lo creo.
  • Soy rolero: ¿Pero eso no forma parte de «soy friki»? si y no. Mi pasión primordial en el enorme cajón de sastre que es el frikismo, la constituye la afición a los juegos de rol. De ahí han emanado otras pasiones, cómo los juegos de mesa (especialmente los dungeondrawlers), wargames, miniaturismo, modelismo… todo empezó con 2D10 y MERP de Joc International.
  • Soy un superviviente: He pasado por situaciones duras en mi vida; una rehabilitación de quemados, vivir 8 meses sin electricidad y con un bebé (incluyendo un invierno históricamente duro) por mala praxis del promotor, una dilatada situación económica adversa a causa del IRPH en la hipoteca, bulling en la escuela, depresión, soledad… He salido de todas esas situaciones -de casi todas, el IRPH lo tengo en los tribunales- sin perder por el camino la esencia de quien soy.
  • Soy vitalista y hedonista: Disfruto de los pequeños y grandes placeres que ofrece la vida. Una buena comida, un buen licor, un buen baño, un buen libro, un buen tabaco de pipa, el olor a turba de un bosque humedecido por la reciente lluvia, la visión de la via láctea en un cielo limpio, el frescor del amanecer en la cara en pueblo de montaña… Disfruto de los placeres materiales y carnales de la vida, incluso de un modo espiritual.
  • Soy pagano: Y para no confundirnos y sabiendo el uso que le dan ciertos medios al término, no quiero decir que sea ateo ni secular; de hecho, soy una persona religiosa. Cuando me defino cómo pagano, lo hago refiriéndome a que soy un nativo europeo. De hecho, no sólo profeso una religión pagana, si no que, además, comparto el máximo cargo sacerdotal en dicha confesión religiosa con mi mujer.
  • Soy ecologista: Intento aplicar las máximas del «Reducir, Reutilizar y Reciclar» siempre que me es posible. Estaría dispuesto a renunciar a muchísimo a cambio de conseguir garantizar un mundo limpio y biológicamente diverso para el futuro.
  • Soy anarquista: Creo sinceramente en las formas de gobierno en ausencia de representación, con sufragio directo y poder absoluto por parte de la población.
  • Soy pacifista y antimilitarista: Veo escandalizado los enormes presupuestos armamentísticos de los estados y cómo los ejércitos se han usado a lo largo de la historia -sobre todo la reciente- para defender los intereses económicos de unos pocos por encima del bienestar y la vida de millones. Veo cómo en los contextos de crisis ecinómica, se recortan derechos y servícios a la población, mientras los presupuestos militares se mantienen e, incluso, aumentan. Abogo por la desmilitarización mundual.
  • Soy entiextremista: Esto incluye el fascismo, el laicismo reaccionario, el ecoterrorismo, etc. También incluyo aquí a esa idea de que para lograr la paz hay que olvidar nos nacionalismos, la idea de razas, las religiones, etc. Si para lograr la paz hay que eliminar la diversidad e instaurar una identidad única, eso es algo que rechazo. La paz sin diversidad carece de todo sentido y es algo peligroso. La mayor parte de genocidas del mundo se han basado en esta idea pacificar mediante la eliminación de la diversidad para justificar sus actos.
  • Antimonárquico: Nadie debería estar por encima de los demás, menos aún por derecho de nacimiento.
  • Soy independentista: Si, soy un catalán independentista y, además, lo soy mucho antes de que se popularizase, ya lo era cuando estaba mal visto.
  • Soy lactivista: Esto significa que defiendo el consumo de leche materna cómo un derecho de todos los seres humanos. Es irónico que, pese a estar demostradas las ventajas sobre la salud de los bebés, se siga desincentivando este valioso y gratuito recurso desde prácticamente todos los ámbitos de la administración y la salud pública.
  • Soy un manitas: Si lo puedo arreglar o hacer yo mismo, lo hago. Suele salirme bien.
  • Probablemente sea asperger: En mis tiempos no se diagnosticaba y no lo se a ciencia cierta, pero lo veo bastante probable. A ver si este año saco tiempo para que me diagnostiquen.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad