Acceso social

Acceso ordinario

Ratio: 5 / 5

Iniciar activoIniciar activoIniciar activoIniciar activoIniciar activo

Al final pensaréis que soy monotema, pero supongo que es lógico iniciar esta sección hablando del HeroQuest 25 Aniversario, ya que, a fin de cuentas, la existencia de este blog se debe, en última instancia, a este juego y, además, dentro de los círculos jugones, Werty está íntimamente ligado a HeroQuest 25. ¿Qué?, ¿Qué porqué digo eso?; permíteme hacerte un resumen.

Yo era un pobre e inocente Friki que desconocía la profundidad del mundillo de los juegos de mesa, que no sabía nada de crowdfundings, que financió el HeroQuest 25. Metí un dineral en la campaña y, a posteriori, amplié mi nivel de aportación hasta rondar los 300€ con los portes; un enorme palo a mi economía, pero sarna con gusto no pica.

Ratio: 0 / 5

Inicio inactivoInicio inactivoInicio inactivoInicio inactivoInicio inactivo

Más en profundidad, la etimología del nombre nos remite a su significado original. Según el DRAE: «rol. → papel. Cargo o función que alguien o algo cumple en alguna situación o en la vida.»4 Efectivamente, en los juegos de rol cada jugador interpreta un personaje ficticio, con una serie de características propias que lo definen. La interpretación del personaje no debe ser tan rigurosa como en una obra de teatro. En el rol no hay guiones por los cuales regirse. Cada jugador definirá el carácter de su personaje según sus propios criterios y, durante una partida, responderá a las diversas situaciones que le puedan surgir decidiendo en el momento las acciones de este personaje, es decir, improvisando.

Así pues, una partida de rol no sigue un guion prefijado, sino que la «historia» se va creando con el transcurso de la partida. De forma similar al juego infantil, cuando un jugador anuncia «Ahora yo te disparo», el otro puede responder: «Y yo te lo esquivo». Corresponde al director de juego (ver abajo) el decidir hasta qué punto debe quedar la partida en manos del azar, pudiendo intervenir en cualquier momento para reconducir la trama en una u otra dirección.

Ratio: 0 / 5

Inicio inactivoInicio inactivoInicio inactivoInicio inactivoInicio inactivo

Más en profundidad, la etimología del nombre nos remite a su significado original. Según el DRAE: «rol. → papel. Cargo o función que alguien o algo cumple en alguna situación o en la vida.»4 Efectivamente, en los juegos de rol cada jugador interpreta un personaje ficticio, con una serie de características propias que lo definen. La interpretación del personaje no debe ser tan rigurosa como en una obra de teatro. En el rol no hay guiones por los cuales regirse. Cada jugador definirá el carácter de su personaje según sus propios criterios y, durante una partida, responderá a las diversas situaciones que le puedan surgir decidiendo en el momento las acciones de este personaje, es decir, improvisando.

Así pues, una partida de rol no sigue un guion prefijado, sino que la «historia» se va creando con el transcurso de la partida. De forma similar al juego infantil, cuando un jugador anuncia «Ahora yo te disparo», el otro puede responder: «Y yo te lo esquivo». Corresponde al director de juego (ver abajo) el decidir hasta qué punto debe quedar la partida en manos del azar, pudiendo intervenir en cualquier momento para reconducir la trama en una u otra dirección.

Ratio: 0 / 5

Inicio inactivoInicio inactivoInicio inactivoInicio inactivoInicio inactivo

Más en profundidad, la etimología del nombre nos remite a su significado original. Según el DRAE: «rol. → papel. Cargo o función que alguien o algo cumple en alguna situación o en la vida.»4 Efectivamente, en los juegos de rol cada jugador interpreta un personaje ficticio, con una serie de características propias que lo definen. La interpretación del personaje no debe ser tan rigurosa como en una obra de teatro. En el rol no hay guiones por los cuales regirse. Cada jugador definirá el carácter de su personaje según sus propios criterios y, durante una partida, responderá a las diversas situaciones que le puedan surgir decidiendo en el momento las acciones de este personaje, es decir, improvisando.

Así pues, una partida de rol no sigue un guion prefijado, sino que la «historia» se va creando con el transcurso de la partida. De forma similar al juego infantil, cuando un jugador anuncia «Ahora yo te disparo», el otro puede responder: «Y yo te lo esquivo». Corresponde al director de juego (ver abajo) el decidir hasta qué punto debe quedar la partida en manos del azar, pudiendo intervenir en cualquier momento para reconducir la trama en una u otra dirección.

Go to top

En El Mundo de Werty usamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Para más detalles sobre el uso que le damos a las cookies, lea nuestras políticas de privacidad.

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information